Buscar resultados

Búsquedas comunes

Los ascárides, o gusanos ascaris, son parásitos intestinales comunes en perros y gatos. Los cachorros y los gatitos pueden infectarse por la madre. Los gatitos son portadores de los parásitos desde muy pequeños, mientras que los cachorros pueden infectarse al nacer.
Ahora que la primavera está aquí, probablemente sus mascotas estén ansiosas por salir. El problema es que podrían sentir comezón al regresar. Si usted y su mascota desean disfrutar del verano, consulte a su veterinario y ponga a su mascota en un programa de prevención contra las pulgas hoy mismo.
El ancilostoma es un parásito intestinal frecuente en los perros. La incidencia de infección varía según la región. Los ancilostomas se adhieren al recubrimiento del intestino y se alimentan chupando cantidades importantes de sangre del huésped. Los parásitos adultos viven en el intestino delgado de la mascota y depositan huevos, que se eliminan en las heces, se desarrollan y producen larvas.
Los tricuros son unos parásitos intestinales pequeños con forma de látigo presentes en los perros. Los gusanos adultos viven en el intestino grueso y los huevos se eliminan por las heces. La infección se produce por ingestión de huevos de medio ambientes contaminados.
Un examen veterinario, un examen de heces y un tratamiento adecuado constituyen las mejores maneras de mantener a su amigo canino feliz, saludable y libre de parásitos.
De acuerdo con el equipo de investigación de Banfield, en 2009, las regiones del país con mayor incidencia de garrapatas fueron la región central del sur, en el caso de los perros, y la región noreste, en el caso de los gatos.
Con solo mencionar la palabra desparasitación, se genera, y con razón, una imagen desagradable en la mente de la mayoría de los dueños de mascotas. Los gusanos, o los segmentos de gusanos, pueden estar presentes en las heces o el vómito de su mascota y algunos también pueden llegar a infectar a los miembros humanos de su familia.